Kinesiología Holística

El dia que descubrí la Kinesiología Holística me quedé sorprendido de como podemos hacer que nuestro cuerpo hable con una certeza impecable!!

Nuestro cuerpo contiene toda la información.

Nuestro inconciente,paradójicamente,sabe más acerca de nosotros mismos que nuestra parte consciente

Tratando al paciente como un todo podemos tratar la química.bioquímica,los minerales, oligoelementos, estado emocional y estructural o cualquier demanda

«El arte de saber preguntar al cuerpo»

Nuestro cuerpo tiene información de todo lo que nos ha ocurrido a lo largo de nuestra vida, por eso al hacer las preguntas correctas al cuerpo nos contesta con exactitud, pero claro hay que hacer las preguntas adecuadas y en el momento adecuado. Eso ocurre porque el aparato de medida es el propio cuerpo del paciente sería lo que se conoce como bio feedback.

Para una mayor precisión se introdujo el diagnóstico mediante la medición del AR que es un test muscular que se basa en las variaciones de de las longitudes de los brazos. Por tanto este AR es un reflejo neuromuscular con el que evaluamos las respuestas del cuerpo en función de los diferentes test que vamos aplicando en la prueba y que nos marca por donde debemos seguir.

Los hemisferios cerebrales el izquierdo y el derecho están interconectados por el cuerpo calloso; cuando funcionan ambos integrados el cuerpo tiene lo que llamamos eutonía, que significa que hay igualdad de tono en las cadenas musculares de la derecha y de la izquierda del cuerpo por tanto no vemos diferencia alguna en la longitud de los brazos. El cuerpo se adapta a cada estímulo por autorregulación sin alterar su medio interno cada vez que hay un estímulo.

Mientras ese estímulo dure poco tiempo, el reflejo AR también será corto. En el caso de que el cuerpo no pudiera adaptarse al estrés, habrá un reflejo duradero y apreciable y en esta situación el cerebro produce la llamada sustancia P (que son neurotransmisores que producen relajación muscular), que hipotoniza las cadenas musculares del lado dominante del paciente. Por eso en cuanto el kinesiólogo suelta los brazos del paciente, este AR se pierde, porque los receptores musculares no tienen memoria.

El por qué de los testajes de kinesiología:
Sabemos que la naturaleza se sirve de las vibraciones electromagnéticas para transmitir e intercambiar información. Todos los procesos vitales de nuestro cuerpo utilizan estas vibraciones para transmitir información, que son a su vez las que se captan en el proceso kinesiológico para tener información de un órgano una enfermedad etc:
Diferenciamos en nuestro análisis dos tipo de ondas:

Las que emiten vibraciones electromagnéticas fisiológicas, que podemos utilizarlas para ver si equilibran la energía patológica emitida por un órgano, tejido, glándula, función, meridiano, emoción o estructura desequilibrada.
Las patológicas, que son anormales y que corresponden a células que no reaccionan ni funcionan correctamente y emiten radiaciones electromagnéticas perturbantes.
Por ello se dispone de testajes de diagnóstico, algunos lo llaman filtros o testigos, que son de todo tipo de órganos, enfermedades, parásitos, etc, que permiten a la kinesiología establecer un diagnóstico.

Pero también existen testajes llamados de tratamiento de muchos productos terapéuticos y esto muchas veces es facilitado por las casas comerciales a los terapeutas, para que ver si sus vibraciones electromagnéticas fisiológicas equilibran determinadas patologías, emociones, o disfunciones en general. Por ello el kinesiólogo debe disponer de ambos tipos de testajes.

Cuando utilizamos un filtro de un órgano o un filtro de una enfermedad se produce un AR (Kinesiología Holística) o se debilita un musculo fuerte indicador (Kinesiología aplicada) debido a que la frecuencia del testigo actúa sobre el campo magnético del paciente como un elemento estresante.

Al contrario al testar un remedio si este emite una frecuencia adecuada para el problema que presenta el paciente equilibrará esa carencia vibracional siendo por tanto un elemento equilibrador. Significa que ese remedio tiene la frecuencia apropiada y necesaria para el equilibrio energético del campo electromagnético del paciente.

Hay muchos tipos de estrés “malo” y que constituyen un peligro para la salud, entre ellos está el psicológico, el alimentario, el geopatológico (línea Hartmann, Curry, corrientes de agua subterráneas, etc), el cronobiológico (alteración ciclo de vigilia sueño) el medioambiental el vírico, etc.
Todo ello puede ser compensado con una vida sana y análisis kinesiológico periódico que nos de la confianza de ir por el buen camino.